10 hábitos que pueden cambiar tu vida

Blog, Cuida tu salud - 14 de Oct, 2014

Está comprobado que una actitud positiva mejora tu salud. Pequeños cambios en tu vida pueden marcar la diferencia para que seas una persona más feliz y contagiar a los demás. Acá te dejamos una lista con algunas cosas que pueden ayudarte a cambiar de actitud, ¿qué agregarías tú?

1) Sé altruista: cuando realices una buena acción, hazlo con el corazón y no porque esperes algo bueno de vuelta.

2) Haz voluntariado: esa hora que pases hablando con niños de un hogar o un anciano en un asilo, podría cambiar el curso de sus vidas en una forma que ni imaginas.

3) Acepta tus emociones: en la medida que no hieran a los demás, debes aceptar y ser fiel a tus emociones porque estamos hechos para sentir felicidad, tristeza, pasión, amor, miedo…

4) Sé consciente de lo bueno que hay en tu vida: no des nada por sentado. Aprende a darte cuenta de lo bueno que existe en tu vida, no sientas lástima de ti ya que eso sólo te hará ver las cosas peor de lo que son en realidad. Cuando te tientas triste, date cuenta de las personas maravillosas que te rodean, de tu familia y de todo lo que has logrado, ¡saca a relucir la mujer fuerte que eres!

5) Aprecia cada momento que pasas con las personas que amas: y hazlo como si fuera el último. Dile a tu familia y amigos que los amas cada vez que puedas, abrázalos y hazles saber lo especiales que son para ti ¡No desaproveches ningún momento!

6) Acepta más y juzga menos: porque nadie es perfecto. Todos tienen una historia, su propia lucha de la que nadie sabe nada.

7) Medita: probablemente has escuchado sobre los beneficios de esta práctica, desde aliviar el estrés, hasta ayudar a la concentración. No necesitas ser un experto, sólo basta con que dediques unos minutos al día para despejar tu mente y poco a poco irás aprendiendo a ser más conciente de tu cuerpo, tus emociones y sentimientos a través de la meditación.

8) Haz una lista: aunque suene ridículo, hacer listas puede cambiar tu vida… ¡en serio! Te ayudará a ser más organizada y a concentrarte en las tareas que son más importantes e incluso te ayudará a recordar mejor las cosas.

9) Deja salir tus emociones: debes ver a tu cuerpo como un envase, que sólo puede aguantar hasta cierto punto antes de rebalsarse o romperse. Aceptar tus emociones es importante, pero también dejarlas salir. Una alternativa es escribir un diario, por ejemplo, donde vuelques todos esos sentimientos (buenos y malos) que tienes dentro. También puedes intentar bailando, escuchar música, cantar a todo pulmón o dibujar. Encuentra la forma que más te acomode ¡y libera tus emociones!

10) Sigue a tu corazón, pero sin dejar de lado la cabeza: pregúntate dos veces si realmente necesitas esos zapatos que viste en la tienda. Tu corazón dice que sí, pero tu cabeza te hará ver las cosas con otra perspectiva, para que encuentres la mejor solución (sobre todo si en tu clóset ya no caben más zapatos…). También puedes aplicar este pensamiento en otros aspectos de tu vida, como relaciones personales. Lo importante es que tengas un conversación honesta contigo misma, para saber qué es lo mejor para ti.

¿Agregarías algo a esta lista? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Fuente: Time.com

Comenta con nosotros