Aprender a decir que no

Blog, Cuida tu salud - 9 de Oct, 2015

Aprender a decir "No" en el momento preciso es más liberador de lo que crees. Establece límites y evita responsabilidades innecesarias que pueden provocarte un estrés innecesario. Conoce más en esta nota.

En el trabajo o la vida diaria, a veces nos vemos enfrentados a la situación donde debemos decir que “No”… ¡y cuesta más de lo que parece!  Entonces te ves en la situación de decir que “Sí” a más tareas en tu trabajo de las que puedes manejar… y a más favores y actividades con tus amigos y familia de las que puedes cumplir.

En ese momento, es que debes pensar si estás diciendo que “sí” sólo por quedar bien o si realmente puedes o quieres hacerlo: ¿Vas a cubrir el turno de alguien en la oficina porque quieres quedar bien con esa persona (o tu jefe), o porque realente puedes hacerlo? ¿Acompañarás a tu amigo a ese compromiso el fin de semana porque es un panorama entretenido o es sólo porque te sientes obligado a aceptar la invitación?

La respuesta a estas preguntas debe ser honesta de tu parte. No transes la satisfacción momentánea de aceptar y ser condescendiente, en desmedro de la tranquildad de no hacer lo que te desagrada o representa un problema. Llenarte de responsabilidades y compromisos puede ser agotador y derivar en estrés.

¿Cómo decir que NO? Acá te damos algunos tips:

“Es posible que no hagas aquello que deseas, pero recuerda que siempre tienes la opción de no hacer lo que no quieres”

Está bien decir que no

elcald

Está bien decir que no

Una respuesta honesta es mejor para ti y la otra persona. Tienes derecho a decir No, y hacerlo no es algo negativo ¡Al contrario! Te dará una sensación de poder sobre tu tiempo y tus decisiones, y no le harás falsas expectativas al otro.

.

Incluso en el trabajo, cuando tu jefe te pida algo que sabes que no podrás hacer, lo mejor es simplemente decir NO. Pero da una respuesta fundamentada: si no cuentas con el tiempo ni los recursos para llevar a cabo lo que te piden, y lo explicas adecuadamente, tu jefe entenderá. Ante esta situación, ofrécele alternativas: “no puedo hacerlo ahora, porque tengo otras prioridades, pero podemos dejarlo para la próxima semana”, por ejemplo.

Date un tiempo para pensarlo

elcaldKids

Date un tiempo para pensarlo

“Dame un momento para pensarlo y hablamos más tarde” es una frase perfectamente aceptable en esta situación. Nadie puede juzgarte por tomarte un tiempo para pensar tu respuesta ante una solicitud, sea cual sea. Estamos (mal)acostumbrados a decir SÍ a todo e inmediatamente.

.

Tómate tu tiempo, evalúa la situación y luego responde.

No seas complaciente

elcaldKids

No seas complaciente

Decir que SÍ sólo por quedar bien con los demás, no es la mejor opción. No seas complaciente con otros sólo para no caer mal… es imposible agradarle a todo el mundo. Cuando aprendas esto, te aseguramos que te quitarás un peso de encima.

Establece límites

elcaldKids

Establece límites

Finalmente, todo se trata de establecer límites, tanto para ti como para los demás. No seas dubitativo al dar tu repuesta, sino que mantén un tono firme de voz. De esa forma muestras que ya analizaste la situación y tu respuesta está fundamentada y no cambiarás de opinión.

 

A veces debes dejar bien en claro que NO es NO.

Comenta con nosotros