Crean hueso que estimula la regeneración en fracturas

Blog, Cuida tu salud, Osteoporosis - 29 de Ago, 2013

Es inyectable y podrá ser utilizado para tratar fracturas y casos de osteoporosis.

Por: El Clarín.

Sintético, inyectable y capaz de estimular la regeneración ósea. El Instituto de Materiales Compuestos y Biomédicos del Consejo Nacional de Investigaciones (IMCB-CNR) de Nápoles perfeccionó y patentó un nuevo material que puede usarse como sustituto óseo para el tratamiento de fracturas y de patologías del sistema esquelético, así como en la pérdida de sustancia ósea por osteoporosis. La patente corresponde a Finceramica Faenza Spa.

La novedad está constituida por “un polímero sintético y material biocerámico reabsorbibles”, explica Luigi Ambrosio, del IMCB-CNR de Nápoles, y se la puede inyectar por medio de técnicas quirúrgicas o por vías de acceso anatómicas de mínimo carácter invasivo.

La solidificación tiene lugar en pocos minutos, de forma compatible con los tiempos de la cirugía, rellenando el defecto óseo y estimulando la regeneración. Una vez absorbido, en efecto, el material activa “el proceso de regeneración del tejido óseo, tal como lo demuestran los estudios clínicos preliminares realizados en los Institutos Ortopédicos Rizzoli de Bolonia, y repara las fracturas que tienen tiempos prolongados de recuperación o rellena cavidades provocadas por cirugías”, agrega Ambrosio.

Por otra parte, puntualiza el investigador, “este material se diferencia de los cementos óseos actuales porque tiene mejores propiedades mecánicas y evita el calor durante la etapa de endurecimiento y los daños en los tejidos circundantes”.

La similitud químico-física con la fase mineral del hueso, sumado al elevado grado de pureza de las materias primas, “hace que este material sea muy biocompatible, evitándose así efectos colaterales como las alergias, por lo que puede integrarse por completo al tejido original”.

El resultado es fruto de un abordaje multidisciplinario. “Un equipo de químicos, físicos, ingenieros, biólogos, médicos y cirujanos”, continúa Ambrosio, “colaboró en la producción de una material biomimético, capaz de replicar la composición química y la arquitectura tridimensional del hueso natural, asegurando así la restauración estructural del defecto y la recuperación funcional”.

Su campo de aplicación, agrega Ambrosio, “abarca todas las patologías que afectan al sistema esquelético, desde las más comunes relacionadas con la edad, como la osteoporosis, la artrosis y la artritis, hasta las más graves, como los sarcomas y quistes óseos”. Ahora se realizarán los prototipos y las pruebas clínicas preliminares, para luego iniciar la producción.

Este material se diferencia de los cementos óseos actuales porque tiene mejores propiedades mecánicas y evita el calor durante la etapa de endurecimiento y los daños en los tejidos circundantes

Comenta con nosotros