El estrés: un enemigo a combatir este fin de año

Blog, Cuida tu salud - 27 de Dic, 2016
Cómo combatir el estrés

El cansancio se apodera de las personas, especialmente hacia el fin de año debido a las rutinas extenuantes y sin pausas activas de esparcimiento. Conoce más sobre el estrés y qué medidas tomar para evitarlo.

Lo primero que debes saber, es que el estrés no siempre es negativo. De hecho, es una respuesta natural del organismo ante ciertas situaciones que se perciben como una amenaza, poniendo al cuerpo en estado de alerta. Sin embargo, con la carga laboral y las responsabilidades personales en la casa, cada vez es más común presentar cuadros de estrés que se sostienen en el tiempo y conllevan sensación de cansancio, dolor muscular, cefaleas, insomnio y fatiga, entre otros.

Parte de esto es producido por el cortisol, la llamada hormona del estrés, que es liberada en momentos de tensión y que activa ciertas respustas en el cuerpo. La liberación prolongada de esta hormona se relaciona con los síntomas que ya te comentábamos, los cuales, a su vez, se asocian a enfermedades como hipertensión y obesidad.

Por ello, no es extraño que el estrés sea la principal preocupación de los trabajadores chilenos: un 66% de los adultos laboralmente activos, de acuerdo al estudio realizado por la Mutual de Seguridad CChC y GfK Adimark.

Descansar y distraernos

El descanso es fundamental para disminuir los efectos del estrés: dormir al menos 6 horas diarias y dejar un par de horas al día para dedicarte a tus hobbies y hacer aquellas cosas que te gustan (leer, caminar al aire libre, reunirte con amigos).

Ahora que se viene el verano, aprovecha los días para caminar al aire libre, hacer deporte y desconectarte (en la medida de lo posible) de las preocupaciones del trabajo.

Sabemos que no es tarea fácil, sobre todo cuando tus responsabilidades implican la crianza de tus hijos además de lo laboral. Pero piensa que invertir tiempo es descansar es, a la larga, invertir en tu salud.

En este sentido, el psicólogo y coordinador académico de la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico, Felipe Vergara, señaló que “lo negativo (del estrés) está en cómo administramos las circunstancias que nos provocan conflictos y/o generan insatisfacción, que es lo que va estar generando consecuencias negativas en nuestra biología y psiquis, y por consecuencia afecta nuestra salud, nuestro bienestar y calidad de vida en definitiva”.

Te dejamos algunos consejos del facultativo, para enfrentar el estrés de fin de año y tomarnos las cosas con calma.

Evitar hábitos que exacerban el estrés

elcald

Evitar hábitos que exacerban el estrés

Existen ciertos hábitos que aumentan la tensión y afectan la salud:

  • Permitir que las circunstancias externas nos predispongan negativamente hacia el trabajo o la vida familiar.
  • Sentirnos víctimas de las circunstancias.
  • No tener hábitos de trabajo o planificación.
  • Mantener hábitos poco saludables, tanto en lo conductual como en nuestra alimentación.
  • Aislarnos de relaciones interpersonales gratificantes.
  • Acumular resentimiento o emociones negativas sin darles un sentido.

Identificar los factores de estrés

elcaldKids

Identificar los factores de estrés

Cada persona es diferente, por lo tanto, es importante que cada uno aprenda a identificar esos factores que aumentan la tensión. En base a eso, discernir cuáles son los que están en control de cada uno y cuáles son inmanejables: si los podemos manejar, entonces debemos actuar oportunamente. Por el contrario, si escapa a nuestro control, es importante no detenernos mucho tiempo en ellos, sino hacer lo que está en nuestro alcance y no angustiarnos más de la cuenta.

Insertar hábitos saludables en la rutina diaria

elcaldKids

Insertar hábitos saludables en la rutina diaria

Esto quiere decir:

  • Realizar actividad física regularmente: la OMS recomienda al menos 30 minutos 5 veces a la semana
  • Alimentarse saludablemente: consume frutas y verduras a diario, evita la llamada comida chatarra
  • Deja espacio para el esparcimiento: reúnete con amigos y personas significativas en tu vida, deja momentos para reflexionar y poner una pausa (prueba meditando o simplemente reflexiona en silencio), prueba realizando actividades fuera de casa, como caminar por un parque (esta es una actividad que puedes hacer en familia).

Comenta con nosotros