Exceso de sal y osteoporosis

Blog, Prevención - 24 de Nov, 2015
Exceso de sal y osteoporosis

Conoce cómo se relacionan el sodio y la osteoporosis, y qué medidas debes tomar para prevenir la aparición de esta enfermedad.

El sodio es un mineral que representa el dicho de que “todos los excesos son malos“. En cantidades recomendadas (2,5 gramos al día, de acuerdo a la Organización Mundial de la salud), el sodio ayuda a controlar la presión arterial y el volumen sanguíneo, participa en la transmisión de impulso nervioso y la contracción muscular. El déficit de sodio puede ocasionar calambres musculares y sensación de debilidad.

Sin embargo, cuando tu ingesta diaria excede la recomendada, el sodio provoca problemas como hipertensión, acumulación excesiva de líquido en el cuerpo e incluso favorece el desarrollo de cáncer de estómago.

Personas con problemas cardiacos, hipertensión y enfermedades renales, deben limitar su consumo de sodio. Consulta con tu médico, para que te indique qué es lo conveniente para ti.

Fuentes de sodio

El sodio está presente de manera natural (aunque en baja cantidad) en alimentos, como la leche, y verduras (como la betarraga, apio, acelga, espárragos), además de frutas como el melón tuna.

Por otro lado, lo encuentras en formato de sal de mesa y productos procesados, entre ellos los embutidos, jamón, productos enlatados y conservas, y el pan.

Consumo excesivo de sodio y osteoporosis: ¿cómo se relacionan?

La relación entre este mineral y la osteoporosis ha sido descrito en algunos estudios. En este sentido, la ingesta excesiva de sal es un importante factor de eliminación de calcio en la orina (calciuria), lo cual aumenta el riesgo de osteoporosis.

Debes saber que es normal eliminar calcio a través de la orina. El problema es cuando la cantidad excede lo normal, y esto está determinado entre otros factores, por un exceso de sodio en la dieta. Por eso, debes cuidar la cantidad de este mineral que consumes a diario.

¿Cómo hacerlo? Acá te dejamos algunas ideas:

La ingesta excesiva de sal es un importante factor de eliminación de sodio en la orina (calciuria), lo cual aumenta el riesgo de osteoporosis.

Elimina la sal de la mesa

elcald

Elimina la sal de la mesa

En países como Argentina, se definió por ley, eliminar los saleros de las mesas en restaurantes. Esta medida busca un cambio en la actitud de las personas hacia el consumo de sal, porque muchas veces salamos de más la comida incluso sin haberla probado.

En tu casa, aliña tu comida con otros condimentos, como pimienta, orégano y comino, para darle sabor a los alimentos. Agrega sólo un poco de sal y deja que los sabores de cada ingrediente resalten por sí solos.

Verás cómo poco a poco te acostumbras a usar menos sal y no extrañarás el salero en la mesa. Poco a poco notarás los beneficios que esto significa para tu salud y la de tu familia.

Pon atención a las etiquetas

elcaldKids

Pon atención a las etiquetas

Como ya te contamos, las conservas contienen altas dosis de sodio. Acostúmbrate a leer cuidadosamente las etiquetas, para ver cuánto es el contenido de sodio de alimentos enlatados, para evitar consumir este mineral en exceso.

Prueba, también, lavando los productos enlatados que vayas a consumir y prefiere aquellos que vienen “en agua”.

Prefiere las comidas hechas en casa

elcaldKids

Prefiere las comidas hechas en casa

Una hamburguesa de restaurantes de comida rápida puede llegar a contener todo el sodio que necesitas al día… por eso, lo mejor es la comida hecha en casa. De esa forma, puedes regular la cantidad de sal que usarás durante la preparación.

Recuerda nuestro consejo de usar más aliños y especias, y menos sal al cocinar.

Menos bebidas y más agua

elcaldKids

Menos bebidas y más agua

Ya te aconsejamos leer las etiquetas de productos enlatados y de embutidos. Ahora, debes hacer lo mismo con el agua embotellada, jugos y bebidas, ya que estas suelen contener sodio y no necesitas estas fuentes extra del mineral. Prefiere agua baja en sodio o simplemente de la llave.

No necesitas jugos o bebidas de fantasía, que en realidad no suelen aportar más que azúcar y sodio innecesarios para ti.

Las bebidas deportivas o isotónicas son altas en minerales como sodio y potasio. Eso está muy bien para deportistas, ya que durante una rutina de ejercicio puedes eliminar gran cantidad de minerales y agua, y necesitas reponerlos para el correcto funcionamiento de tu organismo. Pero si no estás haciendo actividad física, mantente lejos de este tipo de bebidas, ya que estarás ingiriendo más sodio del que necesitas.

Comenta con nosotros